domingo , diciembre 4 2022
Inicio / Puño y Letra / No es el amor que mata…

No es el amor que mata…

El año 2017 cerró con el asesinato de 170 mujeres, según cifras de la Procuraduría General de la República, 83 casos están clasificados como feminicidios, mujeres a quienes sus pareja o ex parejas  les quitaron  la vida. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), República Dominicana está entre los tres países donde más casos de feminicidios ocurren y precisamente el año 2018 inició con un caso más en el municipio de Miches, donde una mujer de 29 años de edad fue asesinada por su pareja, quien la atropelló y luego le propinó heridas con una botella.

Hablar así de los feminicidios pareciera que estamos hablando de simples números fríos, pero detrás de cada uno de estos casos hay una historia, la mayoría de veces niños que quedan en la orfandad total, ya que los homicidas- sus padres- terminan suicidándose.

Muchos dicen que estos hombres matan porque no pueden soportar separarse de sus parejas, que las aman tanto,  que no pueden vivir sin ellas. Pero no, no es el amor que mata, es que muchas de estas mujeres han denunciado sus casos y los abusadores continúan en libertad, es que denuncian y muchas veces tienen que llevar ellas mismas  la orden de alejamiento al agresor, muchas veces las familias conocen de los abusos  y recurren a la frase ” en pleito de marido y mujer que nadie se meta”. Pero esto tiene que acabar,   y hasta ahora vemos  desde el Estado únicamente  campañas que hacen un llamado a que no muera una mujer más, pero con discurso no se cambia el panorama y ya esto está demostrado.

Hay que  buscar alternativas tecnológicas, como se ha hecho en varios países donde funcionan botones de pánico que desde sus celulares las mujeres lo activan y dan la alerta a las autoridades o a algún familiar cercano cuando el agresor está cerca. Pero también hay que educar desde la infancia, crear  políticas de Estado que permitan que desde las escuelas se enseñe el respeto por la pareja,  sea hombre o mujer, que el amor sea más consciente y con menos apego nocivo, porque definitivamente no es el amor que mata…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *